1° Comisión Nacional de Pastoral de Juventud Argentina

Córdoba (AICA): Del 22 al 24 de febrero, los representantes regionales y de movimientos nacionales de la Pastoral de Juventud Argentina se reunieron en Córdoba para compartir las realidades presentes en la juventud a la luz de la Buena Noticia. Preparándose para la próxima Asamblea Nacional, esbozaron una proclama para expresar la situación presente de la pastoral.
Del 22 al 24 de febrero, los integrantes de la Comisión Nacional de Pastoral de Juventud Argentina se reunieron en Córdoba para compartir las realidades presentes en la juventud a la luz de la Buena Noticia. Participaron los representantes regionales y de los movimientos nacionales.

Preparándose para la próxima Asamblea Nacional, a realizarse el 23, 24 y 25 de mayo en Córdoba, se compartieron jornadas de “profunda escucha personal, de escucha regional y de movimientos”; y tras percibir grandes problemáticas en las realidades de los jóvenes, al finalizar el encuentro esbozaron una proclama que reflejaron los frutos de lo compartido.

Asimismo, se trabajó en las tareas de las áreas conformadas, con la intención de que la Pastoral “pueda verse proyectada hacia afuera, pueda salir a las calles para poder caminar junto a estas realidades concretas”. Con el sueño de trabajar en una Iglesia sinodal, se proyectó la participación por primera vez en el encuentro con la Cevilaf (Comisión Episcopal de Vida Laicos y Familia) los próximos 14 y 15 de mayo.

“Nos hemos detenido a escuchar y reflexionar acerca de las diferentes realidades y situaciones que vivimos en nuestra Patria y por las cuales nos sentimos conmovidos”, comenzaron diciendo en la proclama.

“Si bien descubrimos en nosotros muchos dones y carismas que se ponen al servicio de la misión evangelizadora de nuestra Iglesia, contemplamos con preocupación distintos flagelos que nos lastiman y como buenos samaritanos, no podemos ser ajenos”.

En este sentido, se refirieron “con gran dolor”, al suicidio y la violencia, “que lleva incluso, en algunas situaciones, a la muerte”. Por eso, invitaron “a todas las instancias pastorales y movimientos a trabajar juntos y promover acciones concretas que nos permitan recuperar la conciencia de que nuestra vida es un regalo de Dios”.

Citando a la reciente exhortación apostólica del papa Francisco a los jóvenes, Christus vivit, expresaron: “El Señor nos llama a encender estrellas en la noche de otros jóvenes, nos invita a mirar los verdaderos astros, esos signos tan variados que Él nos da para que no nos quedemos quietos (…) Dios nos enciende estrellas para que sigamos caminando: ‘Las estrellas brillan alegres en sus puestos de guardia, el las llama y le responden’ (Ba 3,34-35). Pero Cristo mismo es para nosotros la gran luz de esperanza y de guía en nuestra noche...”

Al concluir, invocaron a la Santísima Virgen, para pedirle “que podamos ser siempre protagonistas en la construcción de la civilización del amor”.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets