Obispos advierten sobre un clima de tensión e incertidumbre en Bolivia

Bolivia celebró esta semana el Día del Estado Plurinacional sin Evo Morales. La celebración fue salpicada de duras críticas y acusaciones entre Evo Morales desde la Argentina y la presidenta interina Jeanine Áñez. La celebración se llevó a cabo sin desfiles y con las calles tomadas desde la semana pasada por militares y la policía ante el temor a posibles incidentes.

En declaraciones a Vatican News, monseñor Ricardo Centellas, presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, explicó que en esta etapa de transición el país está intentando "volver a la institucionalidad" según la Constitución Política del Estado (CPE).

“Es algo muy difícil porque no se cambiaron los órganos legislativo y judicial. Solamente el ejecutivo", reconoció.

El prelado afirmó que en un contexto de proceso electoral "se hacen esfuerzos para acercamientos fraternales y erradicar la confrontación y el resentimiento que dominó los últimos 14 años".

"Lo más importante no son las elecciones, sino ponernos de acuerdo en una visión de país que anhele el desarrollo integral de todos los bolivianos. Tener un proyecto común de país, de manera que se gobierne con políticas de estado y no con aval político, además, con personas entendidas en la materia y no con oportunistas que sólo buscan su beneficio personal y asegurar a sus familiares por generaciones, así, lo único que hacen es profundizar la brecha entre pocos ricos y la gran mayoría del pueblo pobres por siempre", aclaró.

Por su parte, monseñor Aurelio Pesoa, obispo auxiliar de La Paz y secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), afirmó que “en el país hay una tensa situación", que se vive desde noviembre, y puntualizó que "en los últimos días ha habido algunas manifestaciones a raíz de la nueva ley que se aprobó, prolongando la continuidad de la Presidenta y también del Parlamento boliviano para llevar adelante el proceso de nuevas elecciones”.

“De todos modos – precisó- puedo señalar que hay una tensa situación, porque se dicen muchas cosas y al final no se sabe si es verdad o sí es mentira, entonces eso hace que mucha gente se mantenga un poco a la expectativa, con un cierto nerviosismo".

“La Iglesia Católica, la Conferencia Episcopal en Bolivia ha jugado un papel muy importante en la pacificación del país, a través de la Comisión de la CEB para buscar el diálogo entre los grupos políticos, los grupos de la sociedad boliviana; a través del llamado al diálogo, acercándonos a las partes”, destacó, y puntualizó: “Este trabajo ha sido realizado en colaboración y coordinación también con la Comisión Internacional de Embajadores, con la ONU y la OEA”.

Para la Conferencia Episcopal, explicó su secretario general, el reto es continuar con este trabajo, el reto es que nos mantenemos un poco en guardia, viendo este tema para salir al paso en la medida de lo posible.

“Creo que todavía no hemos terminado todo con el compromiso de la pacificación y facilitación del diálogo. Sigue siendo el reto que se mantendrá estos días. Seguramente será un trabajo no tan intenso como al principio, pero sí de estar atentos”, añadió.

Al ser consultado sobre qué cambios espera la Iglesia, monseñor Centellas respondió: "Respetar la Constitución Política del Estado, especialmente la independencia de poderes. Recuperar la institucionalidad, de manera urgente, fortalecer las instituciones y no centrarnos en personas. Industrialización sostenible en favor de los pobres, con atención en lugares fuertemente castigados por la migración".

En tanto, monseñor Pesoa dijo: “Esperamos que las nuevas elecciones nos traigan cambios positivos. Como Iglesia católica, esperamos que se atienda más al pueblo con los diversos servicios que son necesarios, como la salud y la educación”.

“Nosotros pedimos también que haya más diálogo entre la gente, entre los sectores sociales y el Gobierno que saldrá elegido. Tenemos la esperanza que las elecciones del día 3 de mayo, traigan todo esto que le estoy comentando a usted. “Esperamos mejores días para Bolivia, es decir, con más justicia, con más equidad y, sobre todo con más inclusión de las personas, independientemente del partido político o del color político que tenga”, sostuvo.

“Tenemos la esperanza de que el Gobierno que salga elegido asuma lo que exigimos; lo repito mayor inclusión, mayor preocupación por la gente más vulnerable, la gente más pobre, la gente más desprotegida”, añadió.

A su turno, monseñor Jorge Herbas, obispo prelado de Aquile, señaló que en el país se vive “una tensa calma y el gobierno de transición ha constituido junto con el Parlamento el Tribunal Supremo Electoral. Era el primer desafío para pacificar el país y para que se desactiven los focos de conflicto y de enfrentamiento de esta manera se han constituido también los tribunales electorales departamentales, que ya han convocado a las elecciones; por lo tanto, comienzan las inscripciones de los partidos políticos, algunos ciudadanos han decidido formar un partido y presentarse a las elecciones junto con los partidos tradicionales”.

Asimismo, recordó que Evo Morales está en este momento refugiado en la Argentina, antes estaba en México y “sigue lamentablemente instigando a la violencia, la confrontación de los bolivianos, porque últimamente ha hablado de conformar milicias armadas en defensa de los ciudadanos”.+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets