Mons. Han Lim Moon: Confiables servidores en lo cotidiano

Mons. Han Lim Moon: Confiables servidores en lo cotidiano

San Martín (Buenos Aires) (AICA): “¿Quieres tener al amigo fiel, Jesús, junto a tus amigos y familiares fieles para toda tu vida? ¡Qué lindo que seas también amigo fiel en la vida cotidiana para el Señor y para los tuyos en las buenas y en las malas!”, expresó el obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, en su homilía para el domingo 11 de agosto.
El obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, tituló su reflexión para el domingo 11 de agosto con las preguntas “¿Estás cansado de la rutina? ¿Prefieres vivir de fiesta en fiesta?”, para hacer referencia al relato evangélico de San Lucas.

“En el Evangelio de hoy Jesús nos pide estar con la lámpara encendida, es decir, atentos esperando su llegada imprevista y dispuestos para su servicio”, comenzó expresando el prelado.

De este modo, mientras esperamos su llegada, “Él nos pide ser administradores fieles y prudentes, sirviéndolo en los hermanos a través de las obras de misericordia, que son tesoros seguros que no se echan a perder ni nadie puede robarlos”.

Pero recordó que, para servir, “primero debemos estar atentos para descubrir las necesidades”, y para eso es necesario “estar libres de apego a las cosas temporales y no caer en excesos; estar en oración escuchando la voz del Señor, y poniendo lo mejor de nuestros talentos y bienes materiales según nuestro rol y profesión”, expresó.

Monseñor Moon invitó a no olvidar “la importancia de la rutina”, “porque esta rutina, aparentemente monótona y aburrida, es la que le brinda al hombre la estabilidad y el crecimiento equilibrado y progresivo”.

Y aconsejó que “no es bueno vivir de fiesta en fiesta, todo el tiempo buscando la felicidad en novedades externas y placeres, porque encuentra allí cada vez menos encanto, además, pierde la estabilidad en su vida por el característico exceso de la fiesta. Porque el hombre en el fondo de su corazón busca a alguien cuyo amor sea duradero, firme y estable que le permita confiar totalmente y descansar en él”.

Entonces, el obispo auxiliar de San Martín alentó a escuchar el llamado del Señor cuando nos pide “seamos confiables servidores, fieles en lo cotidiano, es decir, perseverantes, estables, nobles como el anillo de oro que no se corrompe ni pierde su brillo en ningún momento”.

Al finalizar reafirmó la propuesta del Señor: “Un amor intenso fiel a Él y a tus hermanos que te hace ser atento y ofrecer tu mejor talento para un fiel servicio rutinario, sabiendo que les brindas su crecimiento (…) Entonces, tu vida cotidiana se convierte en pequeña pero constante fiesta sin necesidad de vivir de fiesta en fiesta”.

“¿Quieres tener al amigo fiel, Jesús, junto a tus amigos y familiares fieles para toda tu vida? ¡Qué lindo que seas también amigo fiel en la vida cotidiana para el Señor y para los tuyos en las buenas y en las malas! Entonces, ¡tendrás una felicidad que no tiene precio! .+

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets